ANSE y ADECA denuncian la reactivación del Plan Parcial para la urbanización de Cala Reona, junto al Parque Regional de Calblanque

Calarreona

Cartagena, 15 de octubre de 2015

La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y la Asociación para la Defensa de Cabo de Palos (ADECA) denuncian la tramitación por el Ayuntamiento de Cartagena del Plan Parcial de Cala Reona, para el desarrollo de un proyecto urbanístico ampliamente rechazado por la ciudadanía, que afectaría a parte del Parque Regional de Calblanque, Monte de las Cenizas y Peña del Águila, y que está amparado por un Plan General anulado por los tribunales.

El proyecto urbanístico de Cala Reona, una cala colindante al Parque Regional de Calblanque, Monte de Las Cenizas y Peña del Águila, fue iniciado en 2010 por la anterior corporación municipal del Ayuntamiento de Cartagena, que recuperó un Plan Parcial de la década de los 80 durante la revisión del Plan General Municipal de Ordenación Urbana. Esta reclasificación fue objeto de una fuerte oposición ciudadana, que se expresó en el envío de 15.000 firmas en contra de la urbanización y una marcha en la que participaron más de un millar de personas. La notable oposición tuvo como resultado la imposición de un estricto condicionado por parte de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, que impedía la urbanización de la fachada litoral de Cala Reona.

La Comunidad Autónoma ha remitido a ANSE la documentación ambiental del Avance del Plan Parcial de Cala Reona (Sector NCP Cabo Palos), dentro del procedimiento de consultas institucionales, continuando así con los trámites administrativos para permitir la urbanización de la zona iniciados por la anterior corporación municipal del Ayuntamiento de Cartagena, presidida por Pilar Barreiro.

El proyecto de conjunto residencial-turístico está promovido por el Ayuntamiento de Cartagena a partir de la petición de los propietarios mayoritarios de la zona: E.I. Atamaría S.L., La Solana de Carrascoy S.L., Duerna, S.A. y Costa Paradiso, S.A., (propietaria de buena parte de la fachada costera de Calblanque). Se desarrollaría sobre una superficie de 650.000 m2 con una edificabilidad de 0,15 m2. El sector de Suelo Residencial ocuparía casi 200.000 m2, y el Hotelero más de 65.000 m2, además de otros equipamientos como carreteras, aparcamientos, y una zona comercial en primera línea de playa.

El Plan Parcial deriva de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Cartagena que clasifica el suelo como Suelo Urbanizable sin Sectorizar. Este Plan General fue aprobado por la Comunidad Autónoma en 2011, pero que ha sido anulado por una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, por considerar que el documento aprobado presentaba múltiples y graves defectos.

ANSE y ADECA opinan que el Plan Parcial incumple también las determinaciones del PGMO anulado por el TSJ, ya que indicaba para Cala Reona, a petición de la Comunidad Autónoma, que “Se preservarán de transformación urbanística las zonas con fuertes pendientes, especialmente las vertientes que dan al Mar Mediterráneo comprendidas entre el límite del Parque Regional y la carretera de acceso a la playa”. Sin embargo, el Plan Parcial  prevé la transformación urbanística de una amplia zona comprendida entre el límite de Calblanque y la carretera de acceso de la cala, con usos turístico-hoteleros y residenciales.

El Plan Parcial pretende establecer una instalación turístico-hotelera casi en primera línea de playa, acoplada a un Equipamiento Libre Privado que llegaría hasta el mismo Dominio Público Marítimo Terrestre, y un vial con dos carriles en cada sentido para acceder a la Cala. La actuación supondría la destrucción física y paisajística del entorno montañoso de CalaReona, con graves efectos ambientales sobre el límite Este del Parque Regional de Calblanque, en  una actuación propia de un modelo de desarrollo caduco, más parecido al del “hotel El Algarrobico” (Almería) que al límite de un Parque Natural.

La documentación ambiental recibida por ANSE reconoce por primera vez que el Plan Parcial incluye 9,71 ha del Parque Regional de Calblanque, que pasaría a formar parte del Sistema General de Protección Natural Mejora de Parque, y del que se obtendría edificabilidad para las zonas residenciales limítrofes. Esta inclusión de terrenos protegidos en el ámbito del Plan Parcial respaldan la ilegalidad de este proyecto urbanístico.

Las organizaciones demandan al nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cartagena que asuma la sentencia que anuló el Plan General de Cartagena (que contó con los votos en contra de PSOE y Movimiento Ciudadano) e inicie los trámites para elaborar una nueva planificación urbanística que subsane las deficiencias del documento aprobado, y que evite diferentes desarrollos urbanísticos como el de Cala Reona. Ambas organizaciones anuncian que adoptarán todas las medidas legales a su alcance para evitar la urbanización de este emblemático espacio costero

A %d blogueros les gusta esto: