ANSE presenta alegaciones a la propuesta de humedales RAMSAR

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha remitido alegaciones a la propuesta de nuevos humedales RAMSAR (Lagunas de las Moreras, Mazarrón y de Campotéjar, Molina del Segura) apoyando la protección de estas zonas de indudable valor faunístico, pero recuerda que es necesario un giro en la política de conservación de humedales de la Región.

La Asociación ha remitido alegaciones al anuncio de exposición pública relativo a a la propuesta de nuevos humedales RAMSAR en la Región de Murcia. ANSE apoya cualquier medida de protección de estos humedales artificiales, ya que albergan una importante porción de los efectivos reproductores de malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala), un pato globalmente amenazado. Ocasionalmente, la cerceta pardilla (Marmaronetta angustirrostris) se ha reproducido en uno de los humedales. Además, las lagunas de Moreras encierran otros valores faunístico como una población de fartet (Aphanius iberus), un pez endémico del litoral ibérico. También se ha detectado la presencia de anguila (Anguilla anguilla), una especie amenazada. Asimismo, este humedal alberga una excelente población de galápago leproso (Mauremys leprosa) y se han citado hasta una docena de especies de odonatos entre las que destacan diversas especies iberoafricanas o de óptimo africano como Orthetrum trinacria u O.chrysostigma.

Por las razones anteriores, ANSE viene trabajando desde 2003 en la conservación y gestión del humedal de Moreras (1 y 2), particularmente a través de un convenio de colaboración con la Confederación Hidrográfica del Segura.

En sus alegaciones, la Asociación recuerda que la figura adecuada para la protección de un enclave de tal significación ornitológica son las Zonas de Especial Protección para las Aves, tal y como se solicitó en el periodo de exposición pública del Plan de Gestión de la ZEPA “Sierras de Almenara, Moreras y Cabo Cope” (ZEPA inmediatamente colindante al humedal). Además, la designación como ZEPA fue un compromiso adquirido por el propio Presidente de la Comunidad Autónoma en el contexto del Pacto Social por el Medio Ambiente (3) y se trata de un trámite que corresponde en exclusiva a la Administración Autonómica.

En todo caso, la Asociación destaca en las alegaciones que la prioridad en la políticas de conservación debería ser la gestión de los humedales naturales, pues aportan innumerables servicios a la sociedad tales como laminación de avenidas, control de la contaminación difusa, laminación de avenidas, alevinaje de peces de interés comercial y un largo etc.

En relación a los humedales naturales, ANSE recuerda la lamentable situación del Mar Menor, el mayor humedal de la Región, que a pesar de contar con cinco figuras de protección, se ve envuelto en un intenso y progresivo proceso de degradación. A pesar de la gravedad de la situación, la Administración Regional se ha mostrado incapaz a lo largo de una década de aprobar el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Paisaje Protegido “Espacios abiertos e islas del Mar Menor”.

Asimismo, la Administración Regional viene incumpliendo sus compromisos en materia de humedales reflejados en la Estrategia Regional para la Conservación y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica por lo que hemos solicitado un giro en la política de conservación de estos enclaves.
A %d blogueros les gusta esto: