ANSE planta 400 árboles en Peligro de Extinción en los arenales de Lo Poyo con la participación de los centros educativos de la zona

plantacion_lo_poyo

 

Mar Menor, 22 de noviembre de 2016

 

Miembros de ANSE acompañados de los centros educativos de la zona están recuperando las poblaciones de sabinas de las dunas (Juniperus turbinata) en los arenales de Lo Poyo (Mar Menor). Las plantaciones en la zona comenzaron hace 15 años y conllevan la creación de un nuevo núcleo de esta especie catalogada como “En Peligro de Extinción” en el Decreto 50/2003. La actuación se enmarca en el proyecto que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad.

La sabina de las dunas (Juniperus turbinata) es un árbol de la familia del ciprés y los enebros, que en la Península Ibérica se encuentra en arenales costeros. Esta especie, junto con el desaparecido enebro de las dunas (Juniperus macrocarpa), formaba los extensos bosque de La Manga que el Concejo de Cartagena mandó talar a finales del S. XVI para evitar el peligro de las emboscadas de los piratas berberiscos.

Las intensas presiones que sufrió el litoral de la Región de Murcia llevaron a esta especie al borde de la extinción, quedando relegada a menos de una decena de ejemplares en las dunas del Coterillo (San Pedro del Pinatar) en el Siglo XX. Desde ese momento se han venido sucediendo acciones de recuperación de la especie en San Pedro del Pinatar, La Manga y Lo Poyo por parte de diversas administraciones, así como de ONG conservacionistas (Ecologistas en Acción y ANSE). La situación de la especie es tal que fue catalogada como “En Peligro de Extinción” por el Decreto 50/2003 y recientemente ha sido aprobado su Plan de Recuperación.

La Asociación de Naturalistas del Sureste ha venido estableciendo núcleos de esta especie en San Pedro del Pinatar, en La Manga (Monte Blanco y Amoladeras)  y especialmente en Lo Poyo. Las primeras plantaciones en Lo Poyo se remontan a 2001 cuando ANSE realizó un acto de protesta en relación con el proyecto urbanístico que pretendía acometerse en la zona.  Posteriormente, desde  2011, se han introducido más de 300 ejemplares en la zona, que se están viendo reforzados con la plantación de 400 ejemplares este año.

En las actuaciones de este año han participado 175 alumnos de los siguientes centros educativos de la zona (CEIP Virginia Pérez de El Algar y CEIP Al Kazar de Los Alcázares). Las actuaciones se han llevado a cabo con la autorización de la Demarcación de Costas en Murcia y de la OISMA. El proyecto cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Cartagena y con el apoyo con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de la Fundación Biodiversidad.

 

A %d blogueros les gusta esto: