ANSE pide explicaciones a la Comunidad Autónoma por autorizar la roturación de 50 hectáreas en la costa

ANSE se ha dirigido a la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad solicitando información sobre la roturación de 50 hectáreas en primera línea de costa, ya que contaban con autorización de la Comunidad Autónoma.

Las roturaciones realizadas en Cañada Gallego por la empresa Agrupación Agrícola Perichan y denunciadas hace algunos días por la Asociación de Naturalistas del Sureste contaban con autorización de la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad según ha podido averiguar ANSE.

 Estas roturaciones han afectado a casi medio centenar de hectáreas de terrenos de carácter forestal (según el 3 Inventario Forestal) que se encuentran situados en primera línea de la costa. Los movimientos de tierras han supuesto la destrucción de especies de flora protegidas por el Decreto 50/2003, así como de hábitats de interés comunitario. Igualmente, algunas porciones de Dominio Público Marítimo Terrestre y zonas de servidumbre afectadas por la Ley de Costas se han visto dañadas por los trabajos de maquinaria pesada, destruyendo uno de los tramos porciones de costa más atractivas y visitadas del término municipal de Mazarrón. En este sentido, la Asociación considera que se ha devastado un rincón de gran interés y potencialidad para su recuperación ambiental y aprovechamiento turístico no masificado, existiendo amplias superficies agrícolas abandonadas de calidad en el municipio de Mazarrón.

ANSE no entiende como la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad (DGPNyB) pudo autorizar tales actuaciones, a pesar de los graves daños que ha ocasionado al medio ambiente, al paisaje y a su potencialidad como recurso turístico de calidad. Por el momento, se desconocen qué limitaciones y condicionantes estableció la Dirección General de Patrimonio Natural y Biodiversidad a la roturación, pero según la visitas realizadas a la zona por técnicos de la Asociación, no se ha realizado ni trasplante de las especies protegidas ni se han respetado de zonas de especial interés ecológico. Además y según ha podido averiguar la Asociación, las roturaciones no contaban, al parecer, con autorización ni del Ayuntamiento de Mazarrón, ni de la Demarcación de Costas.

Por todo lo anterior, la ANSE ha remitido una solicitud formal en virtud de la Ley 27/2006 de acceso a la información Ambiental al Director General de Patrimonio Natural y Biodiveridad solicitando copia de la autorización otorgada a la empresa, informes técnicos en los cuales se sustentó el permiso y valoración de los daños ocasionados por la roturación según técnicos de la DGPNyB.

Hace una semana, ANSE ya pidió la apertura de una investigación que determinara las posibles irregularidades en torno a este asunto. Asimismo, la Asociación considera imprescindible la restitución de los terrenos afectados por la roturación, particularmente de la zona situada en primera línea de costa, que tiene consideración de Sistema

General de Espacios Libres según el PGMO de Mazarrón.

A %d blogueros les gusta esto: