ANSE PIDE A LA COMUNIDAD AUTÓNOMA UN MAYOR CONTROL DE LA FLOTA DE ARRASTRE

More control for fisheries

Imagen de las praderas de Posidonia oceanica descubiertas por ANSE einvestigadores del Instituto Español de Oceanografía en la costa de la Sierra de LaFausilla (Cartagena). Autor: J.M. Ruíz/ANSE.

La Asociación ha solicitado que se apruebe una normativa que obligue a todos los barcos de arrastre de la Región, independientemente de su eslora, a llevar el dispositivo de localización denominado Caja Azul, al haber detectado marcas de arrastre ilegal a menos de 20 metros de profundidad en diferentes puntos del litoral de Cartagena.

El pasado sábado, buceadores de ANSE y del Instituto Español de Oceanografía que realizaban una prospección frente a la Sierra de La Fausilla (Cartagena) para evaluar la situación de las comunidades submarinas de la zona, descubrieron con gran satisfacción una nueva pradera de posidonia oceanica, hábitat prioritario de protección según la Directiva Hábitat de la Unión Europea. La cartografía oficial de la Comunidad Autónoma no refleja la existencia de este hábitat entre Cartagena y Portmán.

Este descubrimiento se suma a los realizados el pasado mes de junio por buceadores de ANSE en la zona situada entre Peña Manceba y la Morra Alta, en el litoral de la Sierra de La Fausilla-El Gorguel, cuando evaluaban las comunidades submarinas de la zona que podría ser afectada por la posible construcción del denominado Macropuerto de El Gorguel.

Tanto entonces como ahora, los buceadores han encontrado numerosas huellas procedentes del paso de artes de arrastre en fondos comprendidos entre los 12 y los 20 m aproximadamente.

La pesca de arrastre está prohibida a profundidades menores de 50 m. Sin embargo, es conocido en el sector pesquero local que unas pocas embarcaciones de pequeño tamaño de los puertos de Cartagena y Mazarrón principalmente practican con cierta frecuencia la pesca de arrastre a profundidades menores de las autorizadas. Al parecer, una de las zonas donde estas infracciones se producen con más asiduidad es, precisamente, el litoral próximo a la Sierra de La Fausilla-Escombreras, debido probablemente a la abundancia de especies pesqueras de gran interés comercial, como ocurre con el salmonete.

Los buceadores del IEO y de ANSE han podido comprobar la destrucción de una parte significativa de la pradera de Posidonia oceanica, que debió ser mucho más extensa de lo que es actualmente.

La ORDEN APA/3660/2003, de 22 de diciembre, por la que se regula en España el sistema de localización de buques pesqueros vía satélite y por la que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para la adquisición e instalación de los sistemas de localización en los buques pesqueros, determinó que todos los buques de eslora superior a 15 metros debían contar con este dispositivo a partir del 1 de enero de 2005.

ANSE opina que, en el caso del litoral de la Región de Murcia, la obligatoriedad de que al menos todos los barcos de arrastre cuenten con este dispositivo de localización queda además justificada por la existencia de diferentes Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y la Reserva Pesquera de Cabo de Palos-Islas hormigas, sobre los que resulta necesario aplicar medidas de gestión que incluyan el adecuado control de la actividad pesquera ilegal, entre la que el arrastre en fondos de menos de 50 m resulta especialmente importante.

Con tal motivo, y teniendo en cuenta la dificultad que los servicios de inspección de la Comunidad Autónoma tienen para la localización de este tipo de embarcaciones, ANSE ha solicitado a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, y al igual que ocurre en las zonas de Alborán e Ibiza, que apruebe una norma específica que obligue a todos los barcos de arrastre de la Región, independientemente de su eslora, a colocar el dispositivo de localización denominado “caja azul”.

Si fuera necesario, deberían aprobarse ayudas que, al igual que se hizo con el resto de la flota, faciliten a los pescadores la instalación de dicho dispositivo sin un coste excesivo. La eliminación de esta actividad ilegal redundará en una mejor conservación de los ecosistemas sumergidas, lo que beneficiará a la postre al mismo sector pesquero.

Por otra parte, la Asociación considera imprescindible que la Comunidad Autónoma realice una nueva actualización de la cartografía de los fondos marinos situados a menos de 50 m de profundidad en el litoral de la Sierra de La Fausilla, pues la aparición de diferentes formaciones de posidonia oceanica aumentan los elevados valores naturales de este tramo costero, calificado como LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves), en la zona emergida.

A %d blogueros les gusta esto: