ANSE, Greenpeace y SEO/BirdLife presentan alegaciones para evitar la destrucción de la costa de la Sierra de la Fausilla (Cartagena

18 de junio de 2013

image002La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE),  la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) y Greenpeace han remitido alegaciones al Plan Director de la Dársena del Gorguel por afectar negativamente a la ZEPA y LIC “Sierra de la Fausilla”. Las organizaciones consideran que no se ha realizado una adecuada evaluación de las repercusiones sobre la Red Natura 2000 y que el plan resulta de imposible aprobación según lo previsto en la Directiva Hábitats.

La Autoridad Portuaria de Cartagena ha sometido a exposición pública el Informe de Sostenibilidad Ambiental del PlanDirector de la nueva Dársena de Cartagena (El Gorguel) y la correspondiente Evaluación de Repercusiones sobre la Red Natura 2000. El plan prevé la construcción de un macropuerto para 2 millones de contenedores inicialmente, ampliable posteriormente hasta 5, sepultando 336 has de terrenos principalmente ganados al mar, entre ellos la Cala de El Gorguel. La infraestructura estaría orientada a atender el tráfico de contenedores procedentes de Asia.

Las organizaciones consideran que el Plan Director resulta de imposible aprobación por parte de las autoridades españolas pues se verán afectados los objetivos de conservación de los espacios de la Red Natura 2000 (LIC y ZEPA “Sierra de la Fausilla”) y existen otras alternativas con menor impacto que no han sido consideradas en el trámite ambiental (incluida la alternativa nula).

Además, las tres organizaciones consideran que el proyecto no ha sido sometido a una adecuada evaluación de repercusiones sobre la Red Natura, tal y como requiere la Directiva Hábitats.

Entre las carencias de la documentación ambiental destaca que no se han tenido en cuenta la mitad de las parejas presentes de halcón peregrino y búho real (existen dos parejas de cada especie en la zona de proyecto). Asimismo, tampoco se ha detectado la presencia de una pareja de águila azor perdicera, así como la abundancia de cogujada montesina y curruca rabilarga. Todas estas aves se encuentran recogidas en el Anexo I de la Directiva Aves y son objetivos de conservación de la ZEPA “Sierra Fausilla”. Es evidente que si estas especies no han sido inventariadas en los estudios realizados no ha podido evaluarse el impacto del proyecto sobre ellas.

En relación al medio marino, la información aportada infravalora las comunidades presentes, y califica numerosos hábitats y comunidades submarinas como de valor bajo y medio cuando muchos de ellos deberían de calificarse como alto. El Informe pretende dar la impresión de que la casi totalidad de los fondos marinos afectados se encuentran contaminados y destruidos, cuando eso tan solo ocurre con una parte de los mismos.

Por otro lado, los relieves del entorno de la Cala de El Gorguel destacan por presentar una  vegetación singular en excelente estado de conservación, estando cartografiada como hábitats de interés comunitario (algunos de ellos Muy Raros y Prioritarios) y habiendo sido citada la presencia de numerosas especies protegidas por el Decreto 50/2003, tanto endémicas como iberonorteafricanas.

A pesar de lo anterior, la documentación ambiental pretende demostrar que la autorización del Plan resulta posible, aplicando una serie de medidas compensatorias absolutamente desconectadas de los impactos que supondrá la dársena, careciendo algunas de toda base científica y técnica (por ejemplo, se propone descastar gaviotas patiamarillas para fomentar la presencia del camachuelo trompetero).

Las organizaciones ambientales lamentan que un proyecto de elevado impacto ambiental pretenda aprobarse sin aplicar adecuadamente la normativa europea y estatal de conservación de la naturaleza. Por todo lo anterior, anuncian que adoptarán todas las medidas previstas en la legislación para evitar la alteración irreversible de la Red Natura 2000.

A %d blogueros les gusta esto: