ANSE y Greenpeace consideran una gran victoria para el medio ambiente el abandono del proyecto de Puerto Mayor en Murcia

ProtestaPuertoMayor (1)

El Gobierno murciano decide no continuar con la construcción del polémico puerto contra el que los ecologistas llevaban más de una década protestando
ANSE y Greenpeace exigen la restauración efectiva de los arenales de Puerto Mayor
Las organizaciones ecologistas ANSE y Greenpeace consideran una gran victoria para el medio ambiente, y el pueblo de Murcia, el abandono por parte del Gobierno murciano del proyecto de Puerto Mayor. Este paso se da en cumplimiento de una moción aprobada por la Comisión de Política Territorial, Medio Ambiente, Agricultura y Agua del Parlamento murciano, con el apoyo de todos los grupos de la oposición (PSOE, Podemos y Ciudadanos).
La moción respalda la petición realizada por las organizaciones ANSE y Greenpeace para lograr la restauración ambiental del área afectada por el macropuerto. Ambas organizaciones habían pedido la caducidad del expediente.
El proceso de paralización de las obras de construcción del polémico puerto se remonta al 27 de enero de 2005, cuando activistas de la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) y Greenpeace paralizaron con una acción de protesta las obras de construcción del puerto deportivo. 40 activistas de ambas organizaciones, coincidiendo con una nevada histórica, se encadenaron a las máquinas y a la puerta de entrada del puerto impidiendo el desarrollo de los trabajos durante un día completo, tras lo cual lograron el compromiso de la entonces Ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, para recurrir la autorización de la Comunidad Autónoma de Murcia mediante la vía judicial.
Tras esta decisión, ambas organizaciones consideran que la restauración ambiental de Puerto Mayor y La Manga constituye una propiedad para un modelo turístico diferente para el litoral de la región, y una oportunidad en el marco de la Estrategia de Desarrollo Sostenible para el Mar Menor que no podemos permitirnos desaprovechar.
Cabe destacar que el expresidente de la Comunidad, Ramón Luís Valcárcel, hoy diputado y vicepresidente en el Parlamento Europeo, se negó de forma sistemática a cumplir con su responsabilidad en la tramitación de este proyecto. Ambas organizaciones se dirigieron por escrito a Valcárcel para pedirle que ejecutara la sentencia del Tribunal Supremo que acordaba que la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia debía tramitar un procedimiento de Revisión de Actos Nulos para declarar la caducidad de la concesión de Puerto Mayor, ya que dicha concesión era contraria a lo establecido en la Ley de Costas.
La construcción de este puerto a la entrada del Canal del Estacio, que comunica artificialmente el Mediterráneo con el Mar Menor, la mayor laguna litoral española, hubiera supuesto la destrucción de 1,5 km de playas y unas 25 hectáreas de arenales, en una de las zonas más destruidas por la ocupación urbanística de toda la costa española, La Manga. Su construcción se hubiera sumado al mayor puerto de la costa de la Región de Murcia, Puerto Menor, con casi 1.000  puntos de amarre, y junto al espacio protegido (LIC y ZEPA) de Isla Grosa.
Miembros de ANSE mantuvieron a finales de 2015 sendas reuniones en la Asamblea Regional con diputados de Podemos y Ciudadanos para tratar la problemática del Mar Menor, en los que les pidió el apoyo para lograr la restauración ambiental de la Caleta del Estacio, donde se localizan las obras de Puerto Mayor, que permitiría además un uso público regulado de una zona de acceso actualmente prohibido. Posteriormente, en marzo de 2016, se solicitó al propio presidente de la comunidad Autónoma, Pedro Antonio Sánchez, el abandono del proyecto y la restauración de este espacio con el objeto de dotar a la Manga de playas naturales como reclamo turístico y como zona de descongestión. Más recientemente y en colaboración con WWF, se organizó una visita a la zona para diputados regionales de todos los grupos parlamentarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: