ANSE denuncia el abandono de la vigilancia de Isla Grosa

Fondeo ilegal Isla Grosa

Decenas de embarcaciones permanecieron fondeadas el día de ayer dentro del área de exclusión del espacio protegido, y en la misma playa de la isla, ante la falta de ningún tipo de vigilancia y control por parte de la Comunidad Autónoma.

Los responsables de la gestión de la isla han confirmado a ANSE que la Consejería de Turismo, Cultura y Medio Ambiente no ha contratado todavía el servicio de vigilancia que evita el acceso durante la época de mayor presión, el verano, ni ha instalado las 30 boyas de señalización y fondeo para evitar daños a la vegetación sumergida que anunció en marzo de este año.

La Comunidad Autónoma reconoce que unas 6.000 embarcaciones recalan cada verano en el entorno de Isla Grosa, constituyendo un serio riesgo para la conservación de las praderas de fanerógamas marinas de su entorno, habiendo delimitado una amplia zona de exclusión de fondeo de unos 300 m e intentado regular el mismo con la instalación de un limitado número de boyas que se han ido rompiendo con el tiempo sin que hayan sido respuestas.

Fondeo ilegal Isla Grosa

Fondeo ilegal de embarcaciones junto a la playa de Isla Grosa el día de ayer ©ANSE.

ANSE denunció a lo largo de la jornada de ayer la situación de Isla Grosa tanto al 112 como a los responsables de la Dirección General del Medio Natural y al Servicio Marítimo de la Guardia Civil, que envió a media tarde una barco a Isla Grosa, que invitó a más de 50 embarcaciones que en ese momento permanecían fondeadas en zona prohibida y junto a la playa a que abandonaran el lugar, orden que fue cumplida de inmediato.

ANSE viene planteando desde hace años la necesidad de que los responsables de gestión de Isla Grosa (aunque es propiedad del Estado se gestiona por la Comunidad Autónoma) establezcan un proceso de diálogo con las empresas de buceo, barcos turísticos, empresas náuticas, investigadores y organizaciones ambientales, para intentar llegar a un consenso sobre las medidas de protección y gestión más efectivas para la isla y su entorno, que busquen la implicación de todos los sectores en la conservación y vigilancia de este espacio natural excepcional.

La Asociación trabaja durante varios meses al año en tareas de conservación y seguimiento de la flora y fauna silvestre de la isla, con apoyo de voluntariado, y promovió la instalación de un sistema de videovigilancia para evitar daños en las instalaciones de investigación, que fue colocado finalmente por la Comunidad Autónoma el año pasado, pero que resulta insuficiente durante el verano. También viene pidiendo a la Comunidad Autónoma y al Ministerio de Medio Ambiente que establezcan un sistema de colaboración que garantice la adecuada conservación de la isla y su entorno.

ANSE considera, por último, que la conservación y gestión adecuadas de Isla Grosa sería casi imposible si llega a construirse Puerto Mayor, pues provocaría una presión de embarcaciones aún más elevada sobre la isla y su entorno. Por el contrario, la restauración ambiental de la caleta del Estacio sería una gran alternativa para muchas embarcaciones que quieren acceder al Mar Menor y que se encuentran el puente cerrado, aunque también aquí habría que regular el fondeo mediante un sistema de boyas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: