Agricultura murciana y Cambio Climático

La Consejería de Agricultura ha anunciado a través de los medios de comunicación su intención de lanzar un sello “less CO2”, en 2011, para informar al consumidor de la contribución de los cultivos murcianos a mitigar el problema del cambio climático mediante la absorción de CO2.

Desde la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) creemos que esta iniciativa es engañosa, especialmente para la agricultura industrial.

Si bien es cierto que los cultivos absorben CO2 al hacer la fotosíntesis,  también lo es que, tras la recolección, transporte y consumo de las cosechas, ese CO2 vuelve a parar a la atmósfera, así que el resultado neto es neutro.

Pero es que, además, la agricultura industrial emite grandes cantidades de CO2 ya que es totalmente dependiente del petróleo. La roturación de los terrenos, el laboreo, la construcción de la maquinaria agrícola, la fabricación de plaguicidas y fertilizantes químicos, el transporte, etc. consumen gran cantidad de energía y hacen que la agricultura industrial sea responsable de, aproximadamente, un tercio de las emisiones de CO2 a la atmósfera. Decir, de manera genérica, que la agricultura que practicamos en la Región contribuye a frenar el calentamiento global es engañar a los consumidores.

Por otro lado, la gran dependencia de la agricultura industrial respecto al petróleo barato hace que su futuro sea incierto ya que, según los expertos, los días del petróleo barato están contados.

Sin embargo, consideramos que sí hay un tipo de agricultura más sostenible y que produce menos emisiones de CO2: la agricultura ecológica. Esta modalidad de agricultura, que no utiliza plaguicidas ni fertilizantes químicos, almacena mucho más carbono en los suelos -como materia orgánica- y es menos dependiente del petróleo. Además, también necesita menos agua (lo que la hace especialmente adecuada en nuestro entorno geográfico).

La agricultura ecológica es contemplada por los ministros de agricultura de la Unión Europea como una herramienta para combatir el cambio climático. Europa está apostando cada vez más por la agricultura ecológica y eso hace que la superficie de estos cultivos, también en España, crezca sin parar. Sólo en nuestra Región hay ya más de 40.000 hectáreas certificadas por el Consejo de Agricultura Ecológica.

ANSE opina que, de aplicarse a algunos productos agrícolas, el sello “less CO2” debería utilizarse exclusivamente en los ecológicos. Con un poco de apoyo por parte de la administración regional, la Región podría ser un referente europeo en producción de alimentos ecológicos.

A %d blogueros les gusta esto: